• ACTUALIZADO:
  • LUNES 24.08.2009

Videocámaras pensadas para la Web

Son pequeñas, fáciles de usar y están hechas para subir videos a la Red. Un recorrido por las cámaras de bolsillo más completas.

Redacción cordoba.net 

Cuántas veces alguien habrá pronunciado en silencio el deseo de tener una cámara cerca para registrar el momento que ocurría delante de sus ojos. Tiempo atrás, pensar en esa posibilidad implicaba movilizar equipos voluminosos y hacer unas cuantas pruebas para conocer y tener dominio del dispositivo. Ahora, celulares y cámaras digitales han hecho posible otra realidad: que usuarios con pocos conocimientos técnicos puedan capturar sus momentos especiales de manera amateur, con aparatos pequeños y transportables.


Pero las opciones de dispositivos capaces de registrar videos no terminan ahí. El mercado también ofrece una serie de cámaras diseñadas especialmente para que usuarios sin mucho conocimiento técnico puedan hacer uso de ellas, sin resignar calidad. Se trata de equipos de dimensiones reducidas, ideales para llevar a todos lados por si las situaciones exigen un registro inmediato. Son videocámaras de bolsillo, cómodas y para un uso intuitivo.

A diferencia de las cámaras profesionales, estos dispositivos tienen el tamaño de un smartphone y las funciones básicas para hacer un registro audiovisual. Apenas unos cinco o seis botones para realizar todo: grabar, detener, adelantar, retroceder y reproducir los videos. Si lo que el usuario busca es un equipo portátil, fácil de usar y pensado para interactuar de manera sencilla con sitios de Internet para subir videos, estas cámaras son el producto ideal.

A continuación, un recorrido por las opciones más interesantes que se consiguen en el mercado argentino o vía Web.

Flip. Play, stop, YouTube. La Flip hace que el proceso de grabar un video y subirlo a la Web demore apenas unos minutos. Actualmente, la línea de la marca Pure Digital cuenta con cuatro cámaras. La más básica y económica es la Flip Mino, con 2GB de memoria interna, capaz de almacenar hasta 60 minutos de video en resolución 640 x 480. Graba en formato de video mpeg-4 y avi. Se alimenta de una batería de litio recargable que otorga una autonomía de 4 horas de grabación. Su pantalla LCD es de 1.5 pulgadas. Cuesta alrededor de $ 700.

Un detalle interesante del equipo es que incluye USB para conectarlo directamente a la computadora sin necesidad de usar cables. Viene son un software que permite hacer ediciones simples de videos y configurar una cuenta de YouTube o MySpace para luego subir el material al sitio en un solo paso.

También está la Flip HD, muy similar a la anterior, pero con 4 GB de memoria interna capaz de guardar una hora de video, pero en alta resolución (1280 por 720). Se consigue desde $ 874.

Una ventaja de la Flip es que se adapta a cambios de luz de la escena. Si el usuario pasa de un lugar muy iluminado a otro oscuro, la cámara responderá rápidamente para acomodarse a la variación. Por el lado de los "contra", aparece su zoom digital -es mejor no usarlo porque va en detrimento de la calidad de video- y su falta de entrada para micrófono.

Sony Webbie. De diseño más joven y menos minimalista que la Flip -viene en colores anaranjado, violeta y plateado-, el modelo MHS-PM1 de la firma japonesa registra videos en alta definición en formato mpeg 4, a una resolución máxima de 1440 por 1080 píxeles.

La pantalla de LCD es de 1.8 pulgadasy su zoom óptico -nunca recomendable- de cuatro aumentos. Uno de los detalles más interesantes es que el cabezal donde se encuentra el lente es movible, lo que permite experimentar distintas posiciones para grabar, incluso autofilmarse sin perder control de la pantalla. Viene con cinco modos de escena, como paisaje y baja luz. También permite sacar fotos de hasta 5 megapíxeles.

La desventaja del equipo es que no trae memoria interna, lo que significa que es necesario comprar una tarjeta de memoria -que tampoco viene incluida- para almacenar los videos. La tarjeta tiene que ser Memory Stick Pro Duo de Sony.

Para pasar los contenidos a la Web es necesario usar un cable USB. La cámara viene con la aplicación integrada Picture Motion Browser que simplifica subir el material a sitios para compartir videos como YouTube o Photobucket. Se consigue desde $ 570.

Kodak Zi8. El último modelo de cámara portátil de Kodak -el anterior es el Zi6- es una opción económica con una interesante ventaja frente a sus competidoras: tiene entrada de micrófono y salida HDMI. A eso también se le suma su pantalla de 2.5 pulgadas y resolución máxima de 1920 por 1080 píxeles. Al igual que la Flip Mino, tiene brazo USB para simplificar la conexión a la PC. El software integrado facilita el proceso para subir videos a Facebook y YouTube.

Un detalle interesante es que cuenta con estabilizador de imagen, para reducir temblores y movimientos que afecten la grabación.

La desventaja viene por el lado de su memoria interna: apenas 128 MB. Admite tarjetas multimedia SD/SDH con capacidad de hasta 32 GB lo que permite almacenar hasta 10 horas de video. La Zi8 se consigue desde $ 684.

Creative Vado. Esta cámara pocket de pequeño formato presenta características y hasta diseño similares a la Flip. Al igual que aquella, tiene un diseño sobrio, con muy pocos botones, lo que la convierte en una cámara amigable, de uso intuitivo.

Viene en dos modelos, uno capaz de grabar videos en resolución VGA de 640 por 480 píxeles, y otra que también permite hacerlo en HD, para clips en alta definición (1280 por 720 píxeles). Esta última cuenta con memoria interna de 8 GB y salida 1080i.

El software que viene incluido permite editar videos, capturar imagen a partir de los clips y subir los resultados a YouTube. Al igual que la Flip, viene con USB incorporado para conectarla sin cables a la computadora. Trae batería de litio extraíble y recargable que permite hasta 2 horas de grabación y reproducción. En Amazon se consigue desde $ 450 (119 dólares).