• ACTUALIZADO:
  • LUNES 13.07.2009

Midachi: Un trío de película

Midachi trae su nuevo show a Córdoba en el que los personajes de la obra entran y salen de un filme delirante. Nos metimos en el camarín. Mirá el video.

Pablo Leites  | pleites@lavozdelinterior.com.ar

El truco es simple y viejo como la historia del entretenimiento, pero sumamente efectivo: viajar desde la realidad a la ficción, ida y vuelta, y hacerlo frente a miles de personas. Sobre el escenario, el trío Midachi se multiplica en una veintena de personajes que entran y salen de la pantalla sobre la que se proyecta una película delirante, excusa perfecta para el desfile de caracterizaciones abordadas por el trío santafesino a lo largo de sus 26 años de carrera.


Aparentemente austero en despliegue de personal, con mucho cuidado en los detalles, Midachi de película, el nuevo espectáculo que protagonizan Miguel Del Sel, Dady Brieva y Chino Volpato los ubica como centro excluyente de la acción: no hay vedettes ni cantantes. Así y todo, la cosa está lejos de reducirse a los tres cómicos, gracias al constante apoyo de las proyecciones en HD que se disparan sobre las dos pantallas ubicadas al fondo del escenario.

Un rato antes del show en el estadio cubierto del Club Unión (el primero que ofrecían en seis años en Santa Fe), Volpato se ponía en el papel del productor y brindaba detalles técnicos. "Son proyectores muy potentes que tiran una imagen casi perfecta desde 50 metros. Además, por cómo se desarrolla el show, todo lo que se refiere a la película está almacenado en seis discos rígidos de gran capacidad. O sea, técnicamente, es como un recital de rock".

La semana que viene el trío hará una gira por la provincia de Córdoba, que tendrá las siguientes paradas: jueves 23 en Río Tercero; viernes 24 en Córdoba; sábado 25 en Villa María y domingo 26 en Río Cuarto.





Todas las criaturas todas
Mercedes Sosa, Drácula, La Tota, Mick Jagger, La Mona Jiménez, Piero, Madonna, Juanes, Diego Torres, Freddie Mercury, Tina Turner, Vicentico, Ricardo Montaner, Soda Stereo, de una lista incompleta, constituyen el poco probable elenco que se junta, de acuerdo al argumento del espectáculo, para rodar las secuencias de un filme.

Sobre los problemas de cartel, de ego y de coordinación de semejante elenco versan las dos horas que dura el espectáculo, sin desdeñar monólogos y bromas ácidas a las carreras "solistas" de cada uno de los Midachi. Y en la era de Gran Cuñado, cuando se apela a las prótesis y las máscaras para centrar la atención en el parecido físico, el trío consigue eficacia desde otro lugar, con la ayuda de un buen guión, cambios de vestuario a toda velocidad, pelucas y poco más.

"De hecho, hay personajes nuestros que no tienen nada que ver con el original, salvo por la peluca. Después la gente dirá que estaba parecido o no, pero lo que sí es seguro es que el personaje que interpretamos va a hacer reír", anticipa Del Sel.

"Lo que la gente va a ver es un repaso de lo que hicimos en estos años, con una estética diferente, en sincro con una supuesta película que se va desarrollando simultáneamente, y con la experiencia que cada uno trae de lo que estuvo haciendo por su cuenta. Por eso, creo que quien lo ve dice que es uno de los mejores espectáculos de Midachi", acota Volpato, y no deja de mencionar que "esto no es televisión, acá no tenés dos horas de maquillaje".

Desde el lugar de uno de los que más experiencia acumuló fuera del grupo (actor, conductor televisivo y radial, director de cine), Dady Brieva busca un balance de estos 26 años de actividad. "Creo que lo que cambió es el profesionalismo. A esta altura podemos adecuarnos al mercado, actuar y poner todos los condimentos al show como para que la gente pague 120 pesos de entrada y no se sienta defraudada. Desde lo personal y desde cada uno, creo que seguimos disfrutando como el primer día. Si no fuera así, yo volvería a ser empleado público".

Los tres de siempre
–¿Tenían algo que probarse con este show?
–Volpato: Hay un poco de amistad, un poco de laburo, un poco de todo. Lo principal en este reencuentro es tener un objetivo artístico, y creo que esta vez encontramos un motivo que excede la celebración de los 26 años desde la primera actuación de Midachi, justamente con este espectáculo que presentamos ahora. Lo otro era probarnos si de verdad podíamos volver a estar solamente los tres sobre el escenario, como al principio, en un show de dos horas.

–Brieva: es cierto, y estamos contentos porque donde hemos ido agotamos entradas. Lo hicimos en Rafaela, en Santa Fe nos vienen a ver 2.500 personas, vamos a hacer Córdoba, Villa María, Río Cuarto, que ya nos dicen que está agotado desde hace rato.

–Del Sel: Lo que no hemos mejorado es la panza…

Desde lo artístico, y con el show finalizado, hay que destacar el dinamismo que se consigue a fuerza de utilizar al máximo los recursos disponibles; la capacidad como cómicos y cantantes de Brieva y Del Sel (un poco menos de Volpato); el par de monólogos de Dady, siempre encuadrado en el personaje barrial, nostálgico y simplón; las actualizaciones del repertorio (la apertura es a puro reguetón y hay parodias de Babasónicos, Pity Álvarez y a la publicidad de jabón en polvo de Axel) y el segmento titulado "Qué quiso decir el autor".

Resumiendo: 120 minutos de entretenimiento, a través de una suerte de greatest hits de Midachi, bien puestos al día, tecnológicamente hablando.