• ACTUALIZADO:
  • JUEVES 03.07.2008

Tradición y modernidad

De la mano del Paseo de las Artes, Barrio Güemes se consolida como circuito nocturno con aire bohemio. Un recorrido por los reductos más representativos.

Patricia Cravero  | pcravero@lavozdelinterior.com.ar

Es uno de los barrios más tradicionales de la ciudad. Basta con caminar un poco por sus calles para encontrarse con porciones de la historia cordobesa y sentir el aire bohemio que desde hace un tiempo es la marca distintiva de la zona.


De la mano del Paseo de las Artes, barrio Güemes se ha convertido en un nuevo circuito que atrae a público de todas las edades gracias a una interesante combinación de tradición y modernidad. Con la consolidación de la zona como lugar de encuentro, la oferta de bares y restó fue creciendo vertiginosamente, sumándose al paisaje configurado por locales de diseño, artesanías y antigüedades.

Uno de los primeros en instalarse en la zona fue La nieta é la pancha (Belgrano 783) La amplia terraza sumada a los sabores tradicionales de su carta y la música en vivo, explica parte del éxito del lugar ubicado en la cuadra con más movimiento de la zona. "Cuando abrimos hace ocho años lo más fuerte del barrio era el Paseo y las antigüedades. Ahora la oferta se ha diversificado. Esto es una especie de San Telmo cordobés", dice Federico, uno de los dueños del resto bar que figura entre los preferidos de los visitantes extranjeros.

Muy cerca de ahí se encuentra el bar Casa Tomada (Achaval Rodríguez 260), ubicado en un corazón de manzana al que se llega por un largo pasillo en el que se disponen negocios de ropa, cuero y diseño. Junto al patio, que durante los meses de calor sirve como escenario para shows en vivo, se encuentra la nueva sucursal del bar Alfonsina, ubicada en el primer piso de una galería a la que también se ingresa desde la calle Belgrano.

"Abrimos hace un mes y medio. Nos gusta la zona, tiene futuro y mucho que ver con el espíritu de Alfonsina, especialmente por la cuestión artística. Siempre acostumbramos a hacer exposiciones y música en vivo, que esperamos repetir también en este local", señala Valerio, uno de los dueños del resto bar en el que las mateadas son un clásico cuando empieza a caer el sol.

Otro punto interesante del circuito barrial es Adentro (Belgrano y Achával Rodríguez), una casona con ambientación de pulpería moderna y deliciosa oferta gastronómica. A una cuadra de ahí, en Belgrano 631, Los infernales de Güemes propone clima de peña, con guitarreadas y sabores típicos de la cocina norteña.

En Achaval Rodríguez y Cañada, otra parada obligada del recorrido bohemio: Ochava, un lugar con ambiente distendido y carta variada, en el que suelen realizarse exposiciones pictóricas y fotográficas. Si la idea es degustar algo, imperdibles las chavas y las frutillas a la pimienta negra.

También sobre Belgrano, pero al 841, el bar Valentina propone una vuelta de tuerca a las típicas ambientaciones musicales: lo que suena en el lugar, entre paredes de colores con onda setentosa, es música en vinilos. Una propuesta irresistible para los más nostálgicos que se acercan a barrio Güemes.

  • 15.06.2009 22:36:00

    ANA ESCUDERO

    quiero alquilar en el Barrio güeme, me lo aconcejan? hablan de vida nocturna, es malo para que vivan estudiantes? ¿es peligroso? ES IMPORTANTE SU RESPUESTA, GRACIAS

  • 06.07.2008 20:41:00

    Meli !!!

    y el Arrabal??????????? :-