• ACTUALIZADO:
  • DOMINGO 11.05.2008

Los blogs se hacen oír

Son la voz de los usuarios en Internet. Pero hay normas que regulan lo que se puede decir y lo que no.

Cecilia Bazán  | cbazan@lavozdelinterior.com.ar

La horizontalidad que promueve la Web hace que una página personal, o blog, tenga el mismo potencial comunicativo de un medio masivo o el sitio oficial de una empresa. Las tecnologías utilizadas para poner contenidos on line son casi las mismas; lo que aún queda por resolver es el impacto que estos pueden tener en el ecosistema de las comunicaciones.


Información de calidad y rumores corren en paralelo y como pan caliente en Internet; se tejen leyendas urbanas, se desnudan verdades o simple y llanamente, se miente. En ese entorno, hay una figura que aún está al margen (al menos explícitamente) de las reglas escritas o normas éticas comunes a los medios: los bloguers.

En el fenómeno que nace con las tecnologías accesibles que permiten a cualquier persona publicar en Internet, los autores de blogs tomaron la posta de la opinión y también de la denuncia y las quejas sobre todo servicio o producto que los deja insatisfechos. Antes o después de pasar por Defensa del Consumidor, se "postea" la indignación y la bronca. Pero, ¿se puede decir lo que uno quiera en la Web?

Libertad y responsabilidad
La decisión de una empresa de hosting de enviar una carta documento solicitando al autor de un blog que remueva una publicación que consideraba "injuriante y falsa" despertó el debate sobre el poder de los bloguers como factor de opinión pública, y su responsabilidad como nuevos actores de la comunicación pública.

El caso se remonta a la publicación de una serie de textos en distintos blogs con quejas referidas a la empresa Dattatec y la aparición de un blog anónimo que la criticaba ( dattatecmedeprime.blogspot.com ). A mediados de abril, Milton Vieyra, autor del espacio Que la pases lindo ( quelapaseslindo.com.ar ) y uno de los bloguers que publicó críticas recibió una advertencia de manera formal.

"Antes de la carta documento me mandaron un mail -el 21 de mayo de 2007- para que borre un post titulado ´Mi opinión: no contratar Dattatec´", dijo el bloguer. "Respondí explicando por qué no lo iba a hacer (siempre de buena manera) y un año después, me llega la carta documento de la nada. Sin que yo haya vuelto a hablar del asunto, ni que haya tenido contacto alguno con la empresa".

Milton rechazó el mensaje con otra carta documento amparándose en la libertad de expresión para no borrar las opiniones de su blog. Mientras los pasos a seguir se resuelven en el despacho de los abogados de la empresa, Daniel Vitali, responsable del área de Marketing de Dattatec aseguró a cordoba.net que se decidió dar este paso pre judicial para lograr que el bloguer "se haga responsable de lo que dice".

En la cornisa
Calumnias e injurias, violación de la propiedad intelectual, responsabilidad por los comentarios de lectores, protección de datos personales, son algunos de los ítems que ponen en jaque a quien tiene hoy en día un sitio propio. Por desconocimiento o falta de límites claros, la tentación de publicar a veces puede jugar una mala pasada.

"Diez tips para bloguear y no ser demandado en el intento", es el título de un artículo publicado por Roger Schultz, abogado especialista en derecho informático en su blog, en el que especifica algunas cuestiones que los bloguers deberían tener en cuenta antes de postear.

"Lo que publicas en tu blog puede poseer información que podría devenir en reclamos legales ya que su difusión eventualmente podría estar limitada o prohibida", dice el abogado que se basó en la Constitución argentina y las leyes de Habeas Data (Datos Personales) y Propiedad Intelectual, entre otros textos legales.

Se puede recibir una demanda por calumnia si se le imputa alguien un delito, sabiendo que es falso; y por injuria, si se le atribuyen hechos o calificativos que menosprecien su honra y fama. También es causal de acciones legales el plagio o la distribución de contenidos que estén protegidos por la propiedad intelectual. Y es válido recalcar que el dueño de un sitio es responsable por los comentarios que en él dejen los lectores, si estos incurren en algún delito, por lo que se revalida el hábito de moderarlos.

Propaladoras "on line"
Más allá de la disputa legal entre las partes antes mencionadas, el hecho hace reflexionar sobre el rol que juegan los nanomedios en la esfera de comunicaciones."En varios países los blogueros son los nuevos influenciadores. Esto quiere decir que pueden generar corrientes de opinión a favor o en contra de productos, servicios, marcas, empresas y opciones políticas", explica Octavio Rojas, experto en Relaciones Públicas y Consultoría Estratégica de Comunicación Corporativa. "La razón de esto es porque las personas confían más en alguien como uno mismo, que en autoridades, empresarios y en los propios medios de comunicación, según lo indica el Edelman Trust Barometer", completa el especialista español.

"Yo antes de contratar cualquier cosa, busco en Internet opiniones sinceras de usuarios del producto o servicio que quiero. Una búsqueda en Google suele ser más ‘sincera’ que la sección de ‘Testimonios’ de la empresa, que siempre son sólo positivos. Entonces me parece que mi opinión va a ser útil para el que esté en esa misma situación", dice Milton, acerca de los motivos que lo impulsaron a escribir sus comentarios sobre Dattatec.

Luego de tener muchos inconvenientes con su computadora Dell y ninguna respuesta satisfactoria de la compañía que la fabricó, Jeff Jarvis, un periodista y famoso bloguer, publicó un post titulado "El ordenador del infierno" (Dell Hell), donde contaba todos sus incidentes. El comentario tuvo gran repercusión en todo Estados Unidos y la empresa decidió cambiarle la computadora. La historia no es nueva, pero los métodos empleados y la apertura de las empresas tienen mucho que ver en el éxito de los reclamos.

Relaciones Públicas 2.0
"El sentido común algunas veces no es utilizado por las empresas cuando comienzan a acercarse a la blogósfera. ¿Qué sucede cuándo dos personas tienen un problema? ¡Que lo resuelven hablando!", opina Octavio Rojas uno de los pioneros en el estudio y utilización de los blogs en las empresas. "Muchas veces las empresas, los políticos e incluso los medios de comunicación se molestan por la manera en que los blogueros se refieren a ellas. Sin embargo, en lugar de ponerse en contacto lo que hacen es molestarse y "contraatacar", cuando lo que deberían hacer es dirigirse directamente con los blogueros para tratar de limar asperezas o aclarar malos entendidos".

¿Es frecuente que las compañías respondan a las críticas que se les hacen a través de medios alternativos?
Todavía no es algo muy común que las empresas participen en la conversación, pero lo que sí me consta es que son cada vez más las empresas que quieren estar enteradas de lo que se dice de ellas en la blogosfera, ya sea negativo o positivo. Las que han dado el paso y contestan a las críticas o incorporan las recomendaciones de los blogueros están obteniendo o reforzando bienes muy preciados y escaso hoy día: confianza y credibilidad.

¿ Qué consecuencias puede tener esta intervención?
En España se han dado varios casos como éste. Si bien las empresas han conseguido que se los comentarios o hasta posts sean borrados, la imagen que trasmiten es de ser entidades que están ocultando algo y que la única manera que tienen de taparlo es utilizando una vía judicial que, a todas luces, es un exceso. Ahora, si los comentarios o posts incurren en algún delito flagrante tipificado en la ley, entonces debe actuarse y castigar al culpable. Nadie, y mucho menos los blogueros, deben estar por encima de la ley.

  • 12.05.2008 09:39:00

    sebas b.

    Muy buena la nota, pero por las dudas no digo más nada, que no quiero una "certificada" por casa...

Las mas leidas